junio 04, 2014

El Origen de la Guerra Espiritual

En la vida cristiana batallamos en contra de fuerzas malignas poderosas, encabezadas por Satanás, un luchador vicioso, Para contrarrestar sus ataques, debemos depender de la fortaleza de Dios y usar cada pieza de la armadura. Estos gobernantes malignos, seres satánicos y príncipes de las tinieblas, no son personas sino ángeles caídos a los que Satanás controla. No son simples fantasías, son reales. Enfrentamos un ejército poderoso que tiene por meta destruir la Iglesia de Cristo. Cuando creemos en Cristo y nos unimos a su Iglesia, estos seres vienen a ser nuestros enemigos y emplean todo tipo de ardides para apartarnos de Cristo y hacernos pecar otra vez. Aunque estamos seguros de la victoria, debemos batallar hasta que Cristo venga, porque Satanás lucha constantemente en contra de todos los que están del lado del Señor. Requerimos de poder sobrenatural para vencer a Satanás y Dios nos lo puede dar a través del Espíritu Santo que está en nosotros y su armadura que nos rodea.

Sin sentirse desanimado ni derrotado, Pablo escribió poderosas cartas de estímulo desde la prisión. Pablo no pidió a los efesios que oraran que sus cadenas se les quitaran, sino para que siguiera hablando con denuedo de Cristo a pesar de ellas. Dios puede usarnos en cualquier circunstancia para hacer su voluntad. Aunque pidamos que cambie nuestras circunstancias, debiéramos orar también para que Dios haga realidad su plan a través de nosotros en el lugar en que estemos. Conociendo el propósito eterno de Dios para nuestras vidas, no debemos temer las dificultades.

LA ARMADURA DE DIOS PARA NOSOTROS

Luchamos en una guerra espiritual, todos los creyentes se ven acosados por los ataques de Satanás porque ya no pertenecen a su bando. Sin embargo, Pablo nos dice que usemos cada pieza de la armadura de Dios para resistir sus ataques y permanecer firmes aun en medio de los mismos.

 Cinturón :  Verdad
Satanás lucha con mentiras y algunas veces estas parecen ciertas; pero solo los creyentes tienen la verdad de Dios, que puede derrotar las mentiras de Satanás.

Coraza :  Justicia
Satanás, a menudo, ataca nuestros corazones: el centro de nuestras emociones, autoestima y confianza. La aprobación de Dios es la coraza que protege nuestros corazones. El nos aprueba porque nos ama y envió a su Hijo a morir por nosotros.

Calzado :  Buena disposición para difundir las buenas nuevas
Satanás quiere que pensemos que anunciar las buenas nuevas a otros es una tarea sin valor e imposible, la tarea es muy grande y la respuesta negativa demasiada. Pero el "calzado" que Dios nos ha dado es la motivación para continuar proclamando la paz verdadera que está al alcance en Dios, noticia que todos necesitan escuchar.

Escudo :  Fe
Lo que vemos son los ataques de Satanás en forma de insultos, contrariedades y tentaciones. Pero el escudo de la fe nos protege de los dardos de fuego que arroja el maligno. Con la perspectiva de Dios, podemos ver más allá de nuestras circunstancias y tener presente que la victoria final es nuestra.

Yelmo :  Salvación
Satanás quiere que dudemos de Dios, de Jesús y de nuestra salvación. El yelmo protege nuestras mentes de poner en duda la obra salvadora de Dios efectuada a nuestro favor.

Espada :  El Espíritu, la Palabra de Dios
La espada es la única arma ofensiva en esta lista de la armadura. Hay momentos cuando necesitamos emplear la táctica ofensiva contra Satanás. Cuando somos tentados, necesitamos confiar en la verdad de la Palabra de Dios.

El Origen de la Guerra EspiritualSocialTwist Tell-a-Friend

NUEVO ORDEN MUNDIAL Y ECUMENISMO RELIGIOSO

"Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis." ( Apocalipsis 13:16-18 )

Las profecías mas impactantes de La Biblia se encuentran en el último Libro, conocido como "Revelación" o "Apocalipsis", que fuera registrado por el apóstol Juan alrededor del año 95. Estos acontecimientos, la última y mas asombrosa vista panorámica hacia el futuro, personifica revelaciones de sucesos culminantes, algunos ya cumplidos, la mayoría todavía futuros.
El libro se presenta, casi en su totalidad, como visiones que el autor declara haber recibido de parte de Dios o de Jesucristo (Ap. 1:1-2) y está escrito en un lenguaje bastante diferente del usado en otros libros del Nuevo Testamento.

La Profecía del Orden Mundial

La Biblia nos revela que, al final de los tiempos, existirá en la Tierra un Gobierno Mundial Único, un Imperio Mundial o un ORDEN MUNDIAL, el cual tendrá, como todo gobierno, UN REPRESENTANTE. Además, este Gobierno Global estará sustentado y complementado por una RELIGIÓN MUNDIAL ÚNICA. La cabeza humana de esta Religión Global será un personaje de gran carisma, el cual gozará de la aceptación, beneplácito y ciega obediencia de gran parte de la población del planeta. Sus principales "banderas" serán: El Amor, La Piedad, La Paz Mundial y la Hermandad de los Pueblos.

NUEVO ORDEN MUNDIAL Y ECUMENISMO RELIGIOSOSocialTwist Tell-a-Friend

¿Y EL DISCERNIMIENTO?


Cuán penoso es ver el modo de juzgar las cosas hoy en la iglesia:

1) Al que quiere vivir en santidad le llaman legalista.
2) Al que quiere seguir a Jesús fielmente le llaman fanático.
3) Al que se aparta del mundo le llaman religioso.
4) Al libertinaje le llaman ser libre de la religiosidad.
5) Al caerse al suelo y temblar le llaman mover de Dios.
6) Al llenar estadios le llaman avivamiento.
7) A la diarrea verbal le llaman palabra profética.
8) Al deseo de poder le llaman tener una visión grande.
9) Al robo descarado le llaman pactar con Dios o sembrar en el reino.
10) A los que denuncian el pecado les llaman fariseos modernos.
11) A las falsas doctrinas les llaman revelaciones apostólicas.
12) A los antros disfrazados de iglesia les llaman reunión de jóvenes cristianos.
13) A lobos rapaces les llaman apóstoles.
14) A las congregaciones que no instauran el G-12 les llaman grupos sin visión.
15) A volver el estómago le llaman vómito santo.
16) A la metafísica le llaman confesión positiva.
17) Al orgullo le llaman hacer las cosas con excelencia ‘para Dios’.
18) A las fábulas le llaman atar el espíritu de adulterio, alcoholismo y narcotráfico.
19) A hacerse rico a costa de los cristianos le llaman concierto ‘para la gloria de Dios’.
20) A cobrar la entrada a una reunión cristiana le llaman gastos de recuperación.
21) A cobrar por cantar o predicar le llaman ‘el obrero es digno de su salario’.
22) A reprender el pecado y las conductas erradas le llaman murmuración.
23) A la impunidad eclesiástica le llaman ‘no toquéis al ungido de Jehová’.
24) Al materialismo le llaman prosperidad divina.
25) Al show milagrero le llaman manifestación del poder de Dios.
26) A una jauría de lobos rapaces le llaman reunión de apóstoles y profetas.

¿Y EL DISCERNIMIENTO?SocialTwist Tell-a-Friend

mayo 21, 2014

John MacArthur: La corrupción del Evangelio


Por John MCarthur
¿Puede la iglesia combatir la apatía y el materialismo alimentando la concupiscencia y el gusto de la gente por el entretenimiento? Parece que muchos creen que si, pues una tras otra, las iglesias se montan al vagón de los espectáculos cristianos. Esta lamentable tendencia ha hecho que muchas iglesias, que en otros aspectos son sanas, se alejen de las prioridades bíblicas.

Hay iglesias que construyen sus edificios como teatros. En lugar de un pulpito tienen un escenario. Tienen grandes plataformas realzadas con luces y sonido, contratan especialistas en publicidad, consultores de espectáculos, directores de escenario, expertos en efectos especiales y coreógrafos.
La idea es darle a la audiencia lo que le gusta; adaptar los servicios para atraer multitudes. Como resultado los pastores parecen más políticos que pastores, preocupados más por agradar al público que por guiar y alimentar espiritualmente al rebaño. La gente recibe un espectáculo refinado y profesional, donde el drama, la música popular y un sermón ligero constituyen el servicio de adoración. Pero el énfasis no es en la adoración sino en el entretenimiento.

Detrás de esta tendencia esta la noción de que la iglesia tiene que centrarse y existe para alcanzar a los incrédulos. Por ello, las iglesias apelan a los consumidores de la misma manera que lo hacen la coca-cola, el cereal Frosted Flakes o la cerveza Miller Lite–usando estrategias de mercadeo para atraer al consumidor.

Esa filosofía es el resultado de una mala teología. Es un sistema enraizado en una teología arminiana que ve la conversión como un acto de la voluntad humana lo cual requiere una presentación adecuada del mensaje para que la gente se salve. Su meta es una decisión instantánea no un cambio radical del corazón.

Esta corrupción del Evangelio, al estilo de los publicistas de Madison-Avenue, asume que el principal propósito de las reuniones de la iglesia es reclutar incrédulos. Por ello, muchas iglesias han abandonado la adoración como tal y han relegado la predicación a un culto secundario entre semana. Tal cosa se aparta de Hechos 2.24: “y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión unos con otros y en el partimiento del pan y en las oraciones.” Hebreos 10.24-25 nos muestra el propósito y el requerimiento de las reuniones de la iglesia del principio: “considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y las buenas obras, no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre.” Note que la prioridad bíblica de la iglesia es adorar a Dios y edificar a los santos. La iglesia debe reunirse para adorar y edificarse, y luego salir para evangelizar al mundo.

Nuestro Señor comisionó a sus discípulos para evangelizar de esta manera: “Id y haced discípulos en todas las naciones.” (Mat. 28.19). Cristo enseñó claramente que su pueblo no se tiene que reunir pensando como atraer y agradar a los incrédulos. La iglesia es la que debe ir al mundo, no el mundo a la iglesia. Esta es la responsabilidad de cada creyente. Me temo que los métodos que enfatizan la presentación de un evangelio atractivo al incrédulo en los cultos de adoración, absuelve a los cristianos individuales de su obligación personal de ser luz en el mundo (Mt. 5.16).

Nuestra sociedad esta llena de gente que quiere lo que quiere cuando lo quiere. Esta gente tiene su estilo de vida, sus gustos y sus entretenimientos. Cuando las iglesias apelan a esos deseos egoístas, lo que hacen es estimular ese fuego y estorbar el desarrollo de la verdadera piedad. Las iglesias que usan esos métodos usualmente crecen bastante, mientras que las que no lo hacen tienen dificultades. Y muchos líderes, preocupados por el crecimiento numérico en sus iglesias son atraídos a esa filosofía del entretenimiento. Consideremos lo que esta filosofía hace al mensaje del Evangelio. Hay quienes afirman que mientras los principios bíblicos sean presentados, no importa la forma en que se haga. Eso no tiene sentido. ¿Por qué no tener entonces un carnaval? Imagine un lanzador de cuchillos, vestido de payaso, lleno de tatuajes haciendo malabarismos con sierras eléctricas mientras grita versos bíblicos. Esto es un escenario grotesco, pero ilustra como es que la forma en que se hacen las cosas rebaja y corrompe el mensaje.

Tristemente, eso no difiere de lo que actualmente sucede en algunas iglesias. Rockeros, salseros, vetriloquistas, payasos, contorsionistas y celebridades del mundo han sustituido al predicador. Y así el Evangelio es denigrado. Tenemos que ser cuidadosos de armonizar nuestros métodos con los principios bíblicos y las profundas verdades espirituales que tratamos de transmitir. Es demasiado fácil trivializar el mensaje santo del Evangelio.

No te apresures a desear las tendencias de las súper-iglesias con alta tecnología y calidad artística y énfasis en la música. Y no menosprecies la adoración y la predicación bíblica y seria. No se necesitan métodos ingeniosos para que la gente sea salva (1 Cor. 1.21). Simplemente necesitamos retornar a la predicación de la verdad y dedicarnos a sembrar la semilla. Si somos fieles a eso, la tierra que Dios ha preparado producirá fruto.

http://lumbrera.me/
John MacArthur: La corrupción del EvangelioSocialTwist Tell-a-Friend

mayo 19, 2014

YA DE REGRESO Y CON MAS ANIMOS

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Les pido disculpas por no estar publicando desde ya hace mucho tiempo he tenido problemas personales y la verdad me ocupe en otras cosas, doy gracias a Dios que el blog no a sido borrado y tengo la oportunidad de compartir nuevamente lo poco que aprendo. Ya son mas de dos años que no había publicado pero el blog sigue siendo de bendición para muchos hermanos que me cuentan por mensaje y agradeciendo por los estudios, vídeos, reflexiones etc. Toma demasiado tiempo mantener el blog al día pero lo vale, para bendecir a mis hermanos.  Les pido de favor que me compartan si algún enlace no funciona o algún vídeo no lo pueden ver para solucionar el problema. Dios les continué bendiciendo...


YA DE REGRESO Y CON MAS ANIMOSSocialTwist Tell-a-Friend
Related Posts with Thumbnails

SECTA G12 FALSA DOCTRINA