marzo 20, 2010

La ira de Dios - Paul Washer

Alguien tenía que beber el cáliz de la ira de Dios. Es como si con una mano Dios estuviera reteniendo Su justicia contra este mundo, y con la otra mano suplicando los hombres a venir. ¡Pero un día ambas las manos caerán! ¿Sabías de eso, no sabías? Déjame darte otro ejemplo: El cielo es el cielo porque Dios está allá. Esta es una gran verdad. Pero lo contrario no es verdad: El infierno es el infierno porque Dios no está allá. Esto no es lo que la Palabra nos enseña. ¡Infierno es la ira del Dios Todopoderoso! Es Su perfecta justicia revelada contra el hombre a través de toda la eternidad. La ira de Dios vendrá de tal manera que los hombres y los líderes de mundo, clamarán para que las rocas caigan por encima de ellos, para esconderse de la ira del Cordero (Ap. 6: 15-17). La ira de Dios... Yo no creo en esto. Lo que importa es qué enseñan las Escrituras y no lo que tu crees. El sentimiento de ser alejado de Su favorable presencia, de morir sin Él. Separación. Y no apenas separación, ¡La ira! La justicia necesita ser derramada, ella tiene que ser. Y será derramada sobre algunos de ustedes. Yo no soy un profeta, no conozco a tu corazón. Pero sería en vano y no sería sabio, suponer que cada ser humano que está escuchando mi voz, ya sea aquí o por internet, no importa, es verdaderamente un Hijo de Dios. La ira será derramada sobre algunos de ustedes por toda la eternidad en el infierno. A causa de los crímenes que ustedes han cometido y seguirán cometiendo por toda la eternidad. El odio de su corazón contra la soberanía de un Dios bueno. ¡La ira, la ira de Dios será derramada sobre algunos de ustedes. La ira de Dios, la ira de Dios, la ira de Dios. Mi querido amigo, si eres salvo aquí en esta noche, no eres salvo solamente porque los romanos le golpearon a Jesús, no eres salvo simplemente porque ellos Le colgaron en un madero. Si eres salvo, eres salvo porque cuando Él fue colgado en aquel madero, Él cargó tu pecado, y Dios el Padre aplastó a su Hijo unigénito. Fue Dios quien determinó la medida de la punición, fue a Dios que le ofendieron, es la ira de Dios que necesitaba ser prendida, es la justicia de Dios que necesitaba ser derramada. Alguien, para salvar un pueblo para Dios tenía que interponerse y sufrir el juzgamiento, la ira y la justicia de Dios. ¿Ustedes nunca leyeron Isaías capítulo 53 versículo 10? Al Señor le agradó aplastarlo. Se satisfizo la voluntad del Señor de aplastar a Su Hijo unigénito. Alguien necesitaba cargar el pecado, alguien necesitaba hacerse maldición. Alguien tenía que ser como aquellos machos cabríos expiatorios que los líderes de Israel imponían las manos simbólicamente transfiriendo los pecados de Israel, un macho cabrío era muerto y otro era llevado afuera de los portones de la ciudad y abandonado en el desierto para vagar y morir. [Levíticos 16:15-22] Así Cristo sufrió fuera de los portones de la ciudad. Aislado de Dios, aislado de Su favorable presencia, Aislado del pueblo de Dios. Para que aquél abismo del que siempre hablamos, fuera retirado. Alguien tenía que morir aislado de la presencia favorable de Dios, y aislado porque Él llevó los pecados de Su pueblo y se hizo maldición. Aún mismo delante de Su propio Padre. ¿Ustedes ya leyeron Gálatas 3:10? Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas que están escritas en el libro de la ley, para hacerlas Todo hombre que haya roto aunque sea apenas una ley de Dios, está bajo maldición. ¿Qué significa esto? Es algo muy difícil. Es una idea horrible. Déjame decirte de esta manera: Ser una maldición significa que delante de un Dios Santo y un Cielo Santo, seremos tan odiosos en nuestros pecados, tan despreciables, que la última cosa que oiremos al dar los primeros pasos en el infierno, será toda la creación delante de Sus pies aplaudiéndolo, porque Él libró la Tierra de nosotros. Entonces sigue en Gálatas 3:13 y dice: Pero Cristo nos rescató de la maldición de la ley. ¿Cómo? Convirtiéndose en maldición por nosotros, en nuestro lugar. La inmundicia, la culpa, la vergüenza delante de un Dios Santo, el sentimiento de ser aislado de Su favorable presencia, de morir sin Él. Será derramada sobre algunos de ustedes.

¡La ira, la ira de Dios será derramada sobre algunos de ustedes! ¡La ira, la ira de Dios será derramada sobre algunos de ustedes! La ira de Dios, la ira de Dios. ¡Infierno es la ira del Todopoderoso Dios! La ira, la ira de Dios, la ira de Dios Será derramada sobre algunos de ustedes.

La ira de Dios - Paul WasherSocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola! si quieres dejar un comentario puedes acerlo con confianza, quizás tienes una pregunta de algo relacionado con el blog. También me gustaria que me comentaras, si algún link no funciona o un vídeo no se ve para volverlo a poner y que sea de bendicion para los demás hermanos, muchas gracias.

Dios te continué bendiciendo

Related Posts with Thumbnails

SECTA G12 FALSA DOCTRINA